Médico del HRPR exhibe a su compañera de trabajo en redes sociales por haber participado en protesta

Lidia López/Poza Rica

La trabajadora del Hospital Regional de Poza Rica, Libna Marín Romero, fue puesta al escarnio público en las redes sociales.

De manera indebida, con material interno de la institución, usaron la fotografía cuando le aplicaron la primera dosis contra el coronavirus. Junto a esa imagen, ocuparon donde ella portaba una pancarta cuando la protesta que sus compañeros realizaron el pasado 26 de febrero, en el estacionamiento del hospital.

Eso fue publicado por su propia compañera de trabajo, una doctora que labora para el área de INSABI y que, de acuerdo con varios trabajadores, Libna es una persona reconocida por su desempeño durante 15 años, sin tener problemas de trabajo y hoy, se burlan de ella por ser solidaria a las demandas laborales que han sufrido en la institución.

Libna Marin es madre de familia, sus hermanos, sus padres han manifestado su preocupación porque esta campaña de desprestigio le esta causando daño moral cuando no ha cometido ninguna falta grave, ella explica que no hizo comentarios públicos durante la protesta y solo portó un cartel.

La trabajadora dijo que sus sospechas de los autores intelectuales de la agresión digital, proviene del HRPR ya que la foto de la aplicación de su vacuna es de una cámara de videovigilancia y eso es indebido ya que no se puede usar material interno y amerita una sanción administrativa

La trabajadora del área de compensación económica y plataforma digitales, Libna Marin, pide la intervención de sus jefes inmediatos, del director del Hospital Regional, Rubén Vázquez, asi como del secretario de Salud, Roberto Ramos Alor y del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, ya que la violencia digital con perspectiva de género es un delito y se uso material de uso exclusivo del sector salud.

Te puede interesar