1ra Cadena 100.1 FM

Policía de Tecolutla desmiente haber secuestrado o privado de la libertad a periodistas.

Autor: Radio Fórmula RF Poza Rica

|

Fecha: 24 octubre, 2020

– Se trató de una sanción administrativa a voceadores por perifonear sin autorización, señala comandante.

Tecolutla, Ver.- Policías municipales de Tecolutla negaron haber secuestrado o privado de la libertad a periodistas, e informaron que aplicaron una sanción administrativa establecida en el Bando de Policía y Buen Gobierno, a voceadores del Periódico Presente, luego de que realizaran labores de perifoneo sin el permiso correspondiente, a bordo de una unidad sin placas y con vidrios polarizados.

José Antonio Castrejón Rodríguez, Comandante de la Policía Municipal, señaló que a los voceadores nunca se les privó de su libertad como se especuló en un principio en una transmisión en vivo, a través de las redes sociales del medio de comunicación, y que tampoco estuvieron en calidad de detenidos, ya que, respetando sus derechos, sólo los conminaron a pasar a la estación de policía para elaborar su boleta y a pagar la respectiva multa.

“Hacemos contacto con ellos en la Av. 7 Mares, ahí es donde les indicamos que desciendan del vehículo para que nos muestren su permiso ya que el bando municipal en su artículo 185, fracción séptima, nos dice que toda persona que venga a hacer actos de vendimia o comercio tendrán que tener un registro y un permiso”, dijo en entrevista el jefe de la policía.

De acuerdo con el reglamento municipal, la sanción económica por no contar con la autorización señalada es de 60 UMAS, que asciende a 5 mil 512 pesos, la cual fue cubierta por el propietario del medio de comunicación.

De acuerdo con José Antonio López, Sub Comandante de la policía y quien encabezó las acciones, se aplicó la ley sin favoritismos, tal como se aplica a vendedores de agua, distribuidores de gas y otros repartidores de productos, locales y foráneos, y aunque tenían la facultad de aplicarles la sanción máxima de 120 UMAS, decidieron la mínima por no ser reincidentes.

Cabe señalar que el chofer de la unidad de sonido requería una muleta para caminar, situación que llamó la atención por no estar en condiciones óptimas para manejar la unidad.